La nueva ley de emprendedores

/, Legal/La nueva ley de emprendedores

La nueva ley de emprendedores

Si es autónomo puede proteger su vivienda frente a posibles embargos de sus proveedores

La ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización ha establecido un nuevo tipo de empresario: el “Emprendedor de Responsabilidad limitada” (ERL), el autónomo persona física que ejerce su actividad profesional o empresarial por sí mismo sin utilizar ningún tipo de sociedad, pero al que limita su responsabilidad por las deudas que genere su negocio.

De esta forma, los autónomos pueden limitar su responsabilidad frente a sus acreedores que puedan exigirle el pago de sus deudas. No obstante, siempre existen limitaciones, y en este caso su responsabilidad solo se limita a la protección que tendrá frente a terceros que pretendan el embargo de su vivienda habitual, los cuales no pondrán solicitar su embargo cuando la vivienda no supere, por lo general, los 300.000€ y cuando el empresario haya inscrito su condición de “ERL” en el Registro Mercantil. También deberá inscribirse en el Registro de la Propiedad la condición de vivienda ‘protegida’.

En su documentación comercial deberá informar que es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada, deberá llevar una contabilidad ordenada, depositar cada año sus cuentas anuales, y todo con el propósito de evitar que puedan embargarle su vivienda habitual.

Como requisito se impone estos empresarios la obligación de llevar una contabilidad ordenada, según su régimen fiscal, y la de depositar cada año sus cuentas anuales en el Registro Mercantil. Dispondrá de un plazo de 7meses, transcurridos los cuales sin que haya depositado sus cuentas, perderá su condición de “ERL” hasta que cumpla con esta obligación.

Por último, esta protección de su vivienda sólo se contempla para deudas generadas como consecuencia de su actividad comercial, por lo que todas las demás, como las deudas u obligaciones de carácter particular no estarán sujetas a estas limitaciones. Este tipo de empresarios harán constar en toda su actividad comercial su condición de Empresario de Responsabilidad Limitada o mediante la adición a su nombre, apellidos y datos de identificación fiscal de las siglas “ERL”.

Por |2019-06-11T08:42:27+01:0028 mayo , 2016|Asesoría, Legal|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Cristian Guerra