Vehículos sin seguro

//Vehículos sin seguro

Vehículos sin seguro

Como sabemos, existe la obligación de contratar un Seguro de Responsabilidad Civil estipulado por la legislación. Quienes se aventuren a circular sin el correspondiente seguro deben saber que la sanción pecuniaria por no tener asegurado su vehículo oscila entre 601 euros y 3.005 euros, cantidad determinada en función de si el vehículo circula habitualmente o no, el servicio al que está destinado, la gravedad del perjuicio causado, la duración de la falta de aseguramiento, o la reiteración de la misma infracción, en algunos casos también conllevaría a la inmovilización del vehículo.

Si sufre un accidente la responsabilidad recaerá sobre el conductor sin seguro, más allá que la culpa del siniestro fuera del otro conductor. El conductor sin seguro deberá pagar los gastos por las reparaciones del otro vehículo. Mayormente los no asegurados no pueden hacerse cargo de los gastos económicos inherentes a la reparación, en esas circunstancias interviene el Consorcio de Compensación de Seguros que se hará cargo del pago.

¿Cuándo responde el Consorcio?

El Consorcio de Compensación de Seguros responde ante los accidentes sufridos con un vehículo sin seguro, dentro del ámbito territorial y hasta el límite cuantitativo del aseguramiento obligatorio. Debe indemnizar los daños ocasionados con un vehículo que tenga su estacionamiento habitual en España, y además a los que tengan lugar dentro del territorio español (a personas con residencia habitual en el país, o a bienes de su propiedad situados en España) con un vehículo cuyo estacionamiento habitual se sitúe en un tercer Estado no firmante del Acuerdo entre las oficinas nacionales de seguros de los Estados miembros del Espacio Económico y de otros Estados asociados; en ambos casos, cuando dicho vehículo no esté asegurado.

Una cuestión relevante, que conviene tener muy en cuenta, es que el Consorcio de Compensación de Seguros realiza la acción de recobro correspondiente al responsable del siniestro.

Si un vehículo que circula sin seguro no es el causante del accidente, sino el perjudicado, a quien corresponde indemnizar por los daños ocasionados es, en todo caso, a la aseguradora del vehículo causante (al margen de la sanción que reciba la víctima por carecer de seguro obligatorio) y en el caso de que los dos vehículos implicados en un accidente no tuvieran seguro, corresponde al Consorcio indemnizar de los daños en las personas y en los bienes al perjudicado del siniestro. El Consorcio indemniza en este caso en nombre del vehículo causante, para posteriormente realizar una acción de recobro contra el responsable de los hechos, en el mismo sentido que si el vehículo perjudicado estuviera asegurado. Además, el Consorcio actúa como Fondo de Garantía para los casos en que el vehículo causante del accidente carezca de seguro, indemnizando a los perjudicados hasta los límites del seguro obligatorio.

Por |2019-06-11T08:42:28+01:0030 diciembre , 2015|Seguros|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Mónica Reboleiro